Clases de preparación al parto

El otro día hablaba con una amiga y me contaba que debido al coronavirus no va a poder recibir clases de preparación al parto. Yo tuve una matrona maravillosa y mis clases de preparación al parto me ayudaron un montón a despejar dudas sobre el parto (y el antes y el después). Por eso me he animado y he decidido escribir un post sobre lo que me contaron en esas clases (tomé apuntes y todo). Puedes tomarte esto como un pequeño curso de preparación al parto online 🙂

Nuestras clases de preparación al parto estaban organizadas de tal manera que cada semana se trataba un tema diferente. Y así voy a hacer aquí, contaros lo que aprendí cada semana.

 

El trabajo de parto

Lo primero que hay que saber sobre el parto es que consta de tres fases: dilatación, expulsivo y alumbramiento. Vamos a ver de qué trata cada una.

Primera fase del parto: Dilatación

La dilatación es la peor fase del parto y la más larga. Suele durar hasta 10 horas, aunque conozco gente que ha estado 24 horas dilatando (sin ánimo de asustar, pero es lo que hay). A partir de 3 cm de dilatación se dice que se está de parto. De hecho si vais al hospital de menos de 3 cm os suelen mandar a casa. Durante la dilatación te pondrán un monitor para ver si el feto está bien.

Como ya explicaremos más adelante, hay veces en las que te pones de parto pero no se ha roto la bolsa de líquido amniótico. Te la romperán en el hospital de manera manual y no te asustes, no es doloroso (a esta práctica se le llama amniotomía).

¿Cuándo se pone la epidural?

La epidural se pone durante la fase de dilatación, cuando el cuello de útero está borrado. La epidural no duele nada más que un pinchacín. De hecho suelen poner anestesia previa antes de poner la epidural. Lo que sí es importante es estar bien quieto cuando la ponen. Al poner la epidural entre contracciones tendrás que avisar al anestesista si ves que te viene una. Esperará y cuando haya pasado te pinchará para ponerte la anestesia.

Cómo aliviar el dolor de la dilatación

En nuestras clases de preparación al parto insistieron mucho en que durante la fase de dilatación estando en casa lo mejor es no tumbarse. Hay que estar distraída, caminar todo lo que puedas, darte una ducha que puede ayudarte a aliviar el dolor, sentarte en la pelota de pilates, que tu pareja te de un masaje

También puedes hacer respiraciones conscientes que aportarán oxígeno extra tanto a tu bebé (¡que también le espera un gran trabajo por delante!) como a ti, y mejorará el dolor de las contracciones.

Pensar que el dolor que estás experimentando es positivo (es decir, no te duele nada porque estés enferma sino que es un dolor «bueno») y que entre contracciones siempre hay un periodo de recuperación puede ayudarte a aliviar el dolor de las contracciones.

Por cierto, que esta fase duela mucho no quiere decir que el parto esté muy avanzado. Desgraciadamente el dolor no es indicativo de la evolución del parto.

que significa que este borrado el cuello de utero

Segunda fase del parto: expulsivo

No hay mucho que contar de esta fase, más que está dividida en dos partes: la parte activa y pasiva. Importante recordar no empujar nunca si la dilatación no es completa. En caso de tener ganas de pujar, llama antes a tu matrona.

Y, aunque en todos los hospitales suelen hacerlo, no olvides que estás en tu derecho de pedir el «método canguro», es decir, que una vez nazca el bebé (y si no hay complicaciones, claro está), te lo coloquen encima del pecho para realizar el piel con piel (con múltiples beneficios para el bebé y la madre).

Tercera fase del parto: alumbramiento

En esta fase tendrás que seguir pujando para desprender y alumbrar la placenta. Tranquila, es una fase muy cortita y estarás ya tan centrada en tu bebé que ni te darás cuenta.

 

¿Cuándo ir al hospital de parto?

Una de las cosas más útiles que me contaron en mi curso de preparación al parto fue cómo saber cuándo ha llegado el momento de ir al hospital.

  • Cuando tengas contracciones cada 5 minutos (o cada 10 minutos si son muy regulares y dolorosas). Si no es así no vayas, quédate en casa y hazte masajes, date una ducha y camina.
  • Cuando se rompe la bolsa de líquido amniótico. Si se rompe poco a poco puedes ir con calma al hospital, pero si se rompe de golpe tienes que correr
  • Ojo: la expulsión del tapón mucoso no es indicativo de parto. Puede desprenderse y las contracciones empezar un par de días después.

 

Qué hay que saber sobre el puerperio

El puerperio es el periodo que sigue al parto, normalmente de una duración de 40 días. En este periodo el cuerpo de la madre vuelve a su estado previo al embarazo (aunque dicen que realmente se tarda un año y medio en recuperarse totalmente).

Voy a contaros lo que nos dijeron en las clases de preparación al parto sobre el puerperio:

 

Puerperio inmediato: ¿qué pasa cuando acabas de dar a luz?

En el hospital en el que dí a luz la sala de dilatación y el paritorio es el mismo. Una vez nace el bebé te dejan en esa misma sala durante media hora y después te trasladan a planta. Nuestra matrona nos contó que la primera hora del bebé es sagrada, y sobretodo si te has decidido por la lactancia materna.

Esto se debe a que los bebés nacen con un periodo de reactividad que duran una hora aproximadamente. Lo cual significa que durante la primera hora reaccionan mejor ante cualquier estímulo externo y es por eso que hay que comenzar con la lactancia materna lo antes posible.

De hecho una vez has dado a luz (y te han quitado el suero y el catéter de la epidural) hay que iniciar la lactancia. Para ello una matrona te colocará al bebé al pecho y notarás como empieza a mamar al instante.

En las clases de preparación al parto la matrona nos insistió mucho sobre las visitas: es fundamental ya no solo en las primeras horas sino los primeros días el descanso de la madre para poder regular la subida de la leche y de las hormonas. Cada persona es diferente pero nosotros hicimos caso a ese consejo y sólo dejamos que nos visitaran brevemente los abuelos. Y una vez en casa no permitimos visitas hasta que no me encontré con fuerzas (y eso significó varias semanas).

curso de preparto
Esperando, esperando…

Consejos para el puerperio cuando llegues a casa

Ser madre es MUY cansado. Lo habrás oído mil veces pero tienes que aprovechar todos los momentos posibles para descansar. A mí no me resultó difícil: como la peque se echaba mil siestas yo podía dormirme a las 10 de la mañana, a las 12 o a las 19.

Es importante expresar y hablar de lo que necesitamos, sobretodo con nuestra pareja y con la gente más cercana. No leen el pensamiento y en los días posteriores al parto nos convertimos en una maraña de hormonas desordenadas que no saben ni lo que quieren. Mención especial a los cambios de humor y a llorar por nada…

No te aturulles con cosas que no son de importancia: ¿La casa está desordenada? No pasa nada. Lo importante sois tú y tu bebé.

 

Cambios físicos durante el puerperio

Durante el puerperio se produce la involución del útero: el útero tarda unos 12-14 días en volver a su sitio, más días si el parto ha sido por cesárea. Tras el parto a lo mejor notas que el abdomen y el útero se ponen duros, por debajo del ombligo. No te preocupes: a esto se le llama «globo de seguridad» y es algo normal.

También durante varios días el cuerpo continuará con contracciones para que el útero recupere su posición. En caso de que duelan o molesten demasiado recibirán el nombre de entuertos y habrá que avisar a los médicos para que te den medicación (a mi me dieron ibuprofeno directamente sin preguntar nada).

No olvides que en el puerperio están prohibidos tampax y relaciones sexuales, por riesgo de infecciones, hasta que se cierre el cuello uterino.

Posiblemente lo más «engorroso» del puerperio sean los loquios: los loquios son sangrados que suele durar unas 3 o 4 semanas (pero puede durar hasta 40, de ahí el nombre de «cuarentena», e incluso 50). Los tres o 4 primeros días notarás como sangras sobretodo al levantarte y al dar de mamar. Después el flujo irá variando a colores rosados o marrones hasta desaparecer. En clase de preparación al parto nos dijeron que lo importante es que los sangrados vayan a menos.

En caso de que haya habido episiotomía mi matrona nos recomendó la crema de Epixel. De esa me libré. Nos dijo también que era importante comenzar a las dos semanas a realizar ejercicios de Kegel para recuperar el suelo pélvico.

Ah, por cierto. Tras el parto la barriga no desaparece milagrosamente. De hecho queda una «barriga tipo flan» (así la denominaron en las clases de preparación al parto). Recuperará el tono en unas 6 semanas sin hacer nada (ojo, el abdominal clásico está prohibido hasta que el suelo pélvico no esté fortalecido).

 

Cuándo vuelve la regla tras el parto

Con pecho estarás sin regla mínimo 4 o 6 meses, y puedes llegar al año sin problemas también. Si no das el pecho pecho dos o tres meses únicamente.

 

Cambios emocionales durante el puerperio

Como ya he dicho antes parecerá que vives en una montaña rusa. Dicen que mal de muchos consuelo de tontos, pero aquí te dejo algunos posts sobre temas que posiblemente te desesperen al principio. Recuerda que no estás sola. Lo harás genial, de verdad. Así que arriba esa autoestima y no descuides tu imagen corporal.

Un apunte únicamente: mi matrona nos comentó en varias clases de preparación al parto que si esa tristeza dura más de un mes hay que pedir ayuda. La depresión posparto existe y es más normal de lo que creemos.

Si quieres puedes leer cómo fue mi primer mes como madre.

 

Cómo cuidar a un recién nacido

El recién nacido en el hospital

Nada más nacer les realizarán el test de Apgar: se les mira el color, reflejos, respiración, frecuencia cardiaca y tono muscular y con eso se les califica con una nota de 1 a 10 (recién nacidos y su primer examen, pobres).

No hay que preocuparse si:

  • en el test de Apgar no tienen un 10
  • no lloran nada más nacer
  • les aspiran por nariz y boca al nacer
  • les ponen mascarilla de oxígeno
  • nacen con un pequeño angioma: suelen desaparecer
  • tienen como una especie de acné (llamado millium, acné de recién nacido)
  • están de color amarillos: a eso se le llama ictericia, hay que ponerles un poco a que les dé la luz del sol.
  • no lloran con lágrimas: ¡tardan un mes en tener lágrimas!
  • pierden peso: es normal, lo suelen recuperar unos 10-12 días después de nacer.
  • parece que han embadurnado a tu bebé en mantequilla: a eso se le llama vernix caseoso, es como una manteca y es una protección natural del bebé. Lo mejor es no bañarle el primer día.
  • si tienen un vello fino negro nada más nacer: se llama lanugo y desaparecerá poco a poco. No habéis dado a luz a un osete, tranquilas.
clase de preparación al parto
Un bebé con un poquito de vernix caseoso

En las primeras horas hay que ponerles un gorro ya que pierden mucha temperatura por la cabeza. Normalmente las propias matronas fabrican un gorro casero que llevan todos los niños en el hospital. Nosotros compramos dos que llevamos en nuestra bolsa para el hospital y jamás los estrenamos.

 

Qué pruebas se hacen en el hospital a un bebé

En las clases de preparación al parto nos contaron que además del test de Apgar, nada más nacer le pondrán con un pinchazo un poco de vitamina K  y colirio en los ojos para evitar infecciones.

A las 48 horas le harán la prueba del talón para detectar enfermedades raras. Los resultados los enviarán a casa. Y antes de salir del hospital también le harán una prueba de hipoacusia.

No olvidéis pedir cita con la matrona a los 8 días y a los 15 con el pediatra.

 

Cómo cuidar el ombligo de un recién nacido

Reconozco que no me atreví a tocar el cordón umbilical hasta unos días después y fue entonces cuando me dí cuenta de que no era para tanto. Para poder limpiarlo hay que sujetar la pinza del cordón y secar alrededor. Hay que cambiar la gasa que lo rodea, hacer un pequeño nudo sin apretar y dejarla puesta.Aunque a veces se usa cristalmina dicen que lo mejor es una cura diaria seca. Cuando le cambiéis el pañal tenéis que dejarlo fuera y para ello os tocará doblar el pañal hacia afuera. Cuando se caiga quedará una costra negra que hay que secar bien pero no hay que quitarla, ya se caerá cuando corresponda.

 

Bañar a un bebé

No es necesario todos los días, pero si lo hacemos sólo hay que hacerlo con jabón cada dos días mínimo. El baño es corto, de unos minutos. Usar una esponja de fibras naturales y cambiarla frecuentemente o si no usar nuestra mano. Y no olvidar secar bien los pliegues. La temperatura de la habitación en la que lo bañaremos debería ser de 20-24 grados, temperatura de la bañera 35-36.

Ah, y algo que me ha sorprendido mucho: las uñas de las manos se les cortan rectas y las de los pies redondeadas.

 

Enlaces útiles sobre maternidad

Para terminar este pequeño curso de preparación al parto con la información de mi matrona os dejo unas cuantas webs en las que podréis resolver alguna duda (o preguntar en comentarios y os contaré mi experiencia).

aeped.es, ascalema.es quenoosseparen.info laligadelaleche.com

¡Un saludo y gracias por leer hasta aquí!

—> No olvides suscribirte para recibir los nuevos posts del blog.

1 comentario en “Clases de preparación al parto”

  1. Holaa, por cuestiones de la vida me tocó ser padre a temprana edad, al comienzo es difícil, sobretodo el dormirlo, pero a la final me fue posible el lograrlo gracias a esto, se los recomiendo muchísimooo, si a mí me sirvió estoy totalmente seguroo de que a ustedes también

Deja un comentario