Qué llevar en la bolsa para el hospital

Sabes que el momento se acerca, mucho más rápido de lo que habías esperado. El día D está aquí y ¡horror!, tienes la bolsa para el hospital sin preparar.

Tranquila. En esta entrada vamos a decirte lo que tienes que llevar en el bolso al hospital (y también lo que no).

Qué llevar en la bolsa del hospital

Ropa de bebé

Lo primero va a resultarte muy obvio pero es cierto: tienes que llevar ropa para tu bebé. Depende de si es un hospital privado o público necesitarás meter en la bolsa de maternidad más o menos ropa. En los hospitales públicos vestirán al recién nacido con ropa propia. Así que sólo necesitarás llevarte la ropa con la que quieras sacar a tu bebé del hospital.

Y sí, aunque no te lo creas esto es lo que más quebraderos de cabeza te va a generar… Por si no lo sabes (yo me enteré hace poco) existe algo que se llama «primera puesta». Esto es la ropa con la que vas a salir del hospital para montarte en tu coche e ir a casa (donde más te apetece estar).

Hay gente que elige la ropa de la primera puesta igual que tú puedes dedicar meses a elegir el modelito que vas a ponerte para la boda de quiensea. Con la diferencia de que en una boda dura más que un trayecto a tu casa, que hay mucha más gente a tu alrededor y que además saldrás en mil y una fotos.

Pero esto va por gustos. Si te apetece dedicar tiempo a elegir la ropa, ¡adelante! Yo tengo claro que para dos minutos que va a estar en la calle, lo único que me interesa es que no se resfríe (o sea, un gorrito).

Bolsa hospital mama

Neceser

Vas a pasar al menos dos días ingresada en un hospital. Como mínimo tendrás que lavarte los dientes y ducharte. Así que prepara tu neceser de aseo personal. No te olvides de meter cepillo y pasta de dientes, un peine (si te peinas, yo por ejemplo no uso peines desde hace años), jabón o champú. En el hospital te darán toallas así que no necesitas llevar. Imprescindibles gomas de pelo (intenta estar lo más cómoda posible).

Material para el puerperio

Supongo que a estas alturas la palabra «loquios» te es más que familiar. Vas a necesitar sí o sí compresas tocológicas. En el hospital suelen dar las que son de celulosa pero es mejor que compres de celulosa con una capa de gasa por encima. Por ejemplo de la marca Maternity o Indas.

También necesitarás más que probablemente braguitas de algodón de rejilla, desechables. Esto es para permitir que en caso de que haya puntos (bien por episiotomía o por una cesárea) éstos se sequen más fácilmente. Hay gente que al final no las necesita así que no compres al por mayor. Empieza con una caja y ya irás viendo.

Bolsa embarazo hospital mama

Toallitas

En los hospitales por regla general te darán pañales para el bebé pero no te darán toallitas para limpiarle. Lleva un paquete por si acaso.

Chanclas para la ducha

Si planeas ducharte las necesitarás. Y para caminar por la habitación (cosa que tendrás que hacer sí o sí) necesitarás unas zapatillas de andar por casa.

Documentos para el parto

¡Imprescindible! No se te puede olvidar la tarjeta sanitaria y la cartilla de embarazada. Acostúmbrate a que vaya siempre contigo estas últimas semanas.

Sección tecnología

Un cargador de móvil. Repito: dos días mínimo de ingreso. Y aunque te apetezca más dormir los pocos momentos de descanso que tengas a mandar whatsapps a todos tus contactos, vas a necesitar comunicarte por móvil en algún momento. No lo dudes.

Ah… y no se te olvide tampoco incluir en tu bolsa de maternidad un abanico 😉

Los «por si acasos»

Tu propia ropa

No tienes ni idea de cuándo ni dónde te pondrás de parto. Si estás en la calle sabes que irás con esa misma ropa y si te pilla en casa en pijama es poco probable que te apetezca pensar en qué ponerte. Lo que sí puedes es pensar ahora en una ropa cómoda que te permita salir del hospital por primera vez con tu bebé sin que parezcas un zombi (aunque las ojeras te delatarán).

Maquillaje

La matrona que nos ha dado las clases de preparación al parto nos lo ha repetido hasta la saciedad: tenéis que hacer todo lo posible por sentiros bien. Ya habréis oído hablar del baby blues, de la depresión posparto y de esa gran revolución hormonal que sucede tras dar a luz. No te estoy diciendo que tengas que llevarte tu estilista personal al hospital como hacen las famosas, pero si te gusta arreglarte un poco no dudes en hacerlo.

bolsa mama hospital

Material de lactancia

Hay gente que incluiría esto en los imprescindibles. Pero yo ya he aprendido que una cosa es que quieras hacer algo (dar el pecho) y otra que lo consigas. Si quieres puedes llevarte ya los discos absorbentes y el sujetador de lactancia (y pezoneras y protectores). O si quieres puedes esperar a ver cómo se desarrollan los hechos y mandar a tu marido o a cualquier otra persona a la farmacia a comprarlos en el momento en el que veas que tu plan de la lactancia materna sigue adelante ;). Ah, si andas algo perdido te recomendamos este artículo sobre objetos para facilitar la lactancia.

Cremas

No voy a hablar de cremas para el cuerpo sino de soluciones limpiadoras y regeneradoras. Por ejemplo la famosa Epixelle para en caso de que haya puntos, o alguna crema para las grietas de los pezones en caso de lactancia. De nuevo me parece adelantar acontecimientos.

Pañales

Los dan en el hospital, peeeeero… (sí, confieso, yo tengo un par preparados)

Qué no llevar en la bolsa del hospital

Pijamas y batas

Vale, si das a luz en un hospital privado tendrás que llevarlos. Pero si no, aunque no sea lo más glamuroso del mundo, usa los que te den en el hospital. Piensa en las ventajas que tienen: no tienes que lavarlos tú, si se manchan te da otro y es lo más cómodo para todos los médicos y enfermeros que pasarán a visitarte durante tu estancia.

Un libro

De verdad, no vas a tener ni tiempo ni ganas de leer. No pienses en tumbarte tranquilamente mientras dilatas a acabar esa novela tan entretenida que estás leyendo, porque las contracciones no te dejarán hacer nada. Y después lo que no te dejará hacer nada será ese precioso bebé que acaba de llegar al mundo.

Ya ni hablamos de tablets o portátiles… no lo metas en la bolsa del hospital, de verdad. Tiempo has tenido de leer alguno de los libros para padres primerizos.

Juguetes

Un recién nacido ni enfoca ni ve. Y lo único que quiere es comer y dormir. Deja los juguetes y peluches en casa… tiempo habrá.


Y tú, ¿qué llevaste en la bolsa para el hospital? 

Deja un comentario