Bombay no es un paraíso

Decidimos visitar Mumbai en mi primer viaje por India. No teníamos muy claro qué ver o hacer en la ciudad más grande del país, pero aprovechamos que el vuelo internacional llegaba a Bombay para visitarla. Y este es el relato de lo que vivimos.


Eran las 19 de la tarde de un 24 de julio cuando el avión aterrizaba en Mumbai. Llevábamos 18 días deambulando por India y a estas alturas del viaje nos desenvolvíamos con una confianza que hasta ese momento creíamos inquebrantable.

Habíamos reservado por casi 100 euros (¡una fortuna!) el Residency Hotel Fort para dos noches en el centro de Mumbai y habíamos pedido que nos recogieran en coche privado. No nos gusta tener que regatear con maletas para encontrar un taxi que nos lleve a nuestro alojamiento… y en esta ocasión nos alegramos de haberlo hecho así.

Cómo es Mumbai, primer contacto

Cuando ya por fin conseguimos recoger nuestras maletas y encontrar a nuestro conductor era de noche. Nos subimos a la parte de atrás del taxi y como siempre miramos por la ventanilla para tener una primera toma de contacto con la ciudad.

Como todas las ciudades indias Mumbai es caótica, su tráfico es infernal. Hay un ruido constante de fondo, formado por el claxon de un millón de coches. Semáforos, atascos, gente por todos sitios… en las ciudades asiáticas se vive en la calle pero en Mumbai, en India, esto es literal.

mumbai de noche
La única foto que saqué desde aquel taxi.

Atravesamos barrios, supongo que los llamados «slums», plagados de esqueletos de edificios cochambrosos, con todas las puertas y ventanas abiertas, en las que se podía ver a familias enteras apiñadas en una habitación minúscula viendo la tele, hablando o comiendo.

Gente caminando por la calle descalzos o con ropa harapienta, llevando a sus espaldas mochilas. Unos buscando un lugar donde dormir y otros colocando cartones o plásticos en la acera a modo de caseta donde resguardarse. Familias encendiendo en la acera pequeñas hogueras improvisadas para hacer un poco más acogedor ese trozo de calle en el que van a pasar la noche.

Parados en un semáforo un claxon me saca de mi ensimismamiento. Llevamos media hora sin hablar, únicamente mirando por la ventanilla. Pregunto: «oye, ¿tú también estás flipando tanto como yo?». No me hace falta respuesta porque su cara lo dice todo: «jamás había visto algo así».

Tardamos aún 15 minutos más en llegar al hotel y no fue hasta que estuvimos al refugio de  nuestra habitación «de lujo» cuando nos atrevimos a hablar de todo lo que habíamos visto… aunque no de lo que habíamos sentido.

Miseria. La mayor miseria y pobreza con la que nos hemos encontrado en nuestra vida. Ver gente viviendo así es desgarrador. Hace 4 años de este viaje y aún se me encoge el corazón cuando pienso en ello. Hay imágenes de ese trayecto del aeropuerto al hotel que se me quedarán grabadas en las retinas para siempre.

Ese día entendí más que nunca por qué hay gente que aterriza en India y tras simplemente pasar una noche en su hotel, vuelven a su país horrorizados con lo que han visto.

Nuestra principal duda era qué hacer al día siguiente. Teníamos planeado visitar Mumbai, pero lo único que nos apetecía era no salir del hotel en todo el día.

Nos fuimos a dormir pensando en que mañana sería otro día, y así fue. Tras desayunar en la habitación, nos fuimos a ver Bombay, ese supuesto paraíso que dice la canción de Mecano.

Población de Bombay

Voy a hacer un pequeño apunte para decir es que Mumbai es la ciudad más poblada de toda India, con 15 millones de personas censadas, y unos 22 millones si se tienen en cuenta las zonas urbanas vecinas. Es la cuarta ciudad más poblada de todo el mundo y, ojo al dato, la que tiene mayor PIB de toda Asia (oeste, sur y centro de Asia).

Bombay en 2 días
Bombay de día: ciudad de contrastes

No hay datos para una estimación de los habitantes de Bombay en total, contando también todos los no censados. Pero sí se estima que la mitad de la población vive en suburbios y poblados chabolistas.

Qué ver en Bombay

Como os decía nos despertamos con ánimo de darle otra oportunidad a la ciudad, así que después de desayunar y de marcar en el mapa del móvil algunos lugares para visitar, salimos a la calle a ver Mumbai.

Pasear por Mumbai

Aprovechando la buena localización de nuestro hotel, decidimos caminar por una de las arterias principales de la zona (Dr Dadabhai Naoroji Rd) hacia el sur.

mumbai en 1 dia

Mumbai estuvo bajo el mando británico alrededor de 300 años, así que hay muchos edificios de estilo colonial que se pueden ver a medida que se camina por la calle. Y dicho así queda muy bonito pero no tenemos que olvidar que esto sigue siendo India: las aceras están plagadas de puestos de venta ambulante y de gente. Por si os lo preguntáis: no, basura no hay mucha, de hecho no tengo el recuerdo de ver basura por el suelo (aunque haberla la habría).

No dejan de sorprenderme los contrastes: tan pronto te encuentras con el típico «garaje convertido en tienda» estilo indio como una tienda de decoración de lo más chic.

autobuses rojos bombay
Legado de los ingleses: autobuses rojos de dos plantas. Como si estuvieras en Londres.

Entramos en una librería y estuvimos un tiempo viendo libros (qué le vamos a hacer, nos gustan las librerías, aunque sean en otro idioma).

Y poco a poco llegamos a nuestra primera parada en Mumbai.

La Puerta de la India

La puerta de la India es a Mumbai lo que el arco del Triunfo a París. Es su monumento más icónico, construido por los británicos para celebrar la visita del rey Jorge V en 1911 (aunque no lo terminaron hasta 1924).

puerta de la india en bombay

Está situado orillas del mar Arábigo en una inmensa explanada a la cual, para acceder, tienes que atravesar unos arcos detectores de metales. Y posiblemente la explicación de estos arcos se deba al siguiente punto de interés que ver en Mumbai: el hotel Taj.

El hotel Taj Mahal Palace and Tower

En uno de los laterales de la plaza se encuentra este exclusivo hotel, construido en 1903 y que ha albergado a celebridades y monarcas de todas las épocas. Es posiblemente el hotel más caro de Mumbai pero posiblemente os suene más porque en 2008 fue el blanco de una serie de atentados que ocurrieron en toda la ciudad.

qué hacer en mumbai

Isla Elefanta

Desde la puerta de la India salen regularmente embarcaciones que te acercan a la isla Elefanta, situada en el puerto de Bombay. Allí se pueden visitar unas grutas que datan del siglo IX con esculturas, relieves y un templo dedicado a Shiva. Aunque son Patrimonio de la Humanidad están gravemente dañadas. Nosotros no fuimos; después de visitar Ajanta y Ellora no nos iba a sorprender (y tampoco teníamos tiempo ni ganas).

Mercado de Colaba

Bastante animadas seguimos caminando hacia el sur buscando el mercado de Colaba. Ya por el camino habíamos entrado en un par de tiendas a comprar alguna lámina con miniaturas, pero algo falló en el recorrido.

No sé si no lo ubiqué bien, o si me confundí de calles… la cosa está en que empezamos a callejear para llegar a él y acabamos metidas en un mercado totalmente local, con puestos encima de sábanas en el suelo, donde éramos el blanco de todas las miradas (y nunca mejor dicho lo de blanco, porque con nuestro color de piel llamábamos la atención sin pretenderlo) y con mendigos que incluso llegaron a agarrarnos del pantalón para pedir limosna.

Salimos de allí lo más rápido posible, con un susto en el cuerpo bastante grande y una lección aprendida: intentar ir siempre por calles principales.

Visitar mumbai
Casi no parece India, ¿eh?

Por si alguien tiene más suerte que yo, Colaba es un mercado con bastante fama en la ciudad donde se pueden comprar souvenirs. Nosotros no lo encontramos.

Crawford Market

Elegimos el taxi menos cochambroso de todos los que había en la calle para que nos llevara de vuelta al norte, a Crawford Market. Lo del taxi da para un post entero… tapizado por dentro (todo entero), con algo en los reposacabezas similar a unas puntillas de ganchillo y en el suelo… en el suelo casi podíamos sacar los pies e ir caminando como los Picapiedra.

Pero bueno, volvamos a nuestro listado de qué ver en Mumbai.

moverse en mumbai
El techo del taxi, plastificado con flores…

Dicen en internet que Crawford Market es un mercado de artesanías local. Si por artesanía se entiende pescado y carne (vamos, alimentación básica) entonces la información es correcta.

De nuevo nos sentimos que no pintábamos absolutamente nada allí y que llamábamos la atención más de lo que deberíamos.

Sin nada de interés salimos del mercado y probamos suerte con un último monumento, la estación de trenes.

Estación de trenes de Mumbai

Este edificio, Patrimonio de la Humanidad, es realmente espectacular por fuera. Su nombre es Chhatrapati Shivaji y está construido en un estilo indo-sarraceno. Se le conoce comúnmente como la «Estación Victoria» en honor a la reina Victoria.

bombay estación de tren

Si por fuera es así de espectacular no nos íbamos a quedar con las ganas de ver cómo era por dentro. A estas alturas de la película no sé de qué me sorprendo… Una marabunta de gente se desplazaba por la estación de manera caótica y aleatoria. En una de las vías vi la tercera rata de mi vida (ojo que la primera fue en el metro de Nueva York y la segunda en la puerta del Zara de Nápoles).

Estacion de tren de mumbai

Salimos porque no, tampoco se nos había perdido nada allí. Decidimos que lo mejor que podíamos hacer era terminar nuestro recorrido turístico por India e irnos a comer al hotel el último chicken tandoori de la temporada (delicioso, por cierto).

Dejamos por el camino otros lugares visitables en Mumbai, aunque algunos los vimos desde la (mugrosa) ventanilla del taxi.

Lavandería Dhobi Gat

Es la lavandería al aire libre más grande del mundo. No imaginéis lavadoras porque esto de glamuroso no tiene nada. Aquí cientos (y quizás si digo miles no me equivoco) de personas se dedican a lavar y a tender al sol la ropa de los hoteles y hospitales de la Bombay. Es sin duda alguna un lugar único en el mundo pero ¿recordáis ese semáforo en el que nos paramos el día anterior volviendo con el taxi? Estaba al lado de estas lavanderías. Y no, no nos apetecía regresar a él.

Pero para los interesados, la estación más cercana es Mahalaxmi Station y justo al lado hay un paso elevado desde el que poder ver la extensión de las lavanderías.

Museo de historia

Para los interesados en arte indio, de nombre similar al de la estación de trenes: Chhatrapati Shivaji Maharaj Vastu Sangrahalaya. El edificio por fuera es muy bonito (este es de los que vimos desde el taxi).

que ver en mumbai
Edificios coloniales en Mumbai

Dharavi, el slum más famoso de Bombay

Dharavi es el mayor suburbio chabolista de todo Asia (su extensión es de más de 2 km cuadrados). ¿Habéis visto la película «Slumdog Millionaire»? Pues está ambientada aquí. Viven alrededor de 1 millón de personas y es considerada una de las zonas con mayor densidad de población del mundo.

No es para nada recomendable visitar por libre. Hay empresas en la ciudad que realizan tours para visitar este famoso slum… lo cual me recuerda a una escena de una película (Gullyboy, también ambientada en Dharavi, si no la habéis visto os la recomiendo, creo que está en Amazon Prime) en la que la familia está en su casa en Dharavi y de repente entra un grupo de turistas a ver cómo viven y haciéndoles fotos como si fuera un zoológico. Nada más que decir.

Fin de nuestra visita a Bombay

El 26 de julio salía a las 6 de la mañana nuestro vuelo de regreso a España. Mumbai nos despidió esta vez vacía: a las 3 de la mañana subimos a un taxi (que pedimos en el hotel) dirección al aeropuerto. El taxista, en camiseta de tirantes, tenía más sueño que nosotros. Fuimos hablando entre nosotras en voz alta todo el camino porque pensábamos que se iba a quedar dormido y, lo voy a reconocer, nos asustamos bastante cuando decidió sin mediar palabra parar en una gasolinera en medio de la nada a llenar el depósito.

Las grandes avenidas estaban desiertas a estas horas. Sólo se veía en ocasiones aisladas a alguna persona tirada en la acera durmiendo (quiero pensar), pasando la noche como mejor podía.

No, Bombay no es para nada un paraíso para millones de las personas que viven allí, pero es una realidad que hay que conocer. Otra de las infinitas realidades que viven en India.

¿Has estado en Bombay? ¿Qué te ha parecido? Déjanos tu comentario aquí abajo y no dejes sin leer 20 lugares imprescindibles que ver en India.

Deja un comentario