Versión cefálica externa – Una alternativa a la cesárea

Normalmente en la ecografía del tercer trimestre el feto ya está colocado en posición cefálica, es decir, con la cabeza hacia abajo. Sin embargo hay algunas veces en las que el feto está en posición podálica, lo que comúnmente se llama «de nalgas». Si este es tu caso es más que probable que tu ginecólogo te haya hablado de realizar una versión cefálica externa (vce). Pero, ¿qué es una vce y qué riesgos tiene?

 

¿Qué es la versión cefálica externa?

Una versión cefálica externa es un procedimiento médico por el cual dos ginecólogos intentarán, realizando diferentes presiones sobre tu barriga, «animar» a que el feto gire 180º y se coloque con la cabeza hacia la pelvis. El porcentaje de éxito es de casi un 60%.

 

Versión cefálica externa versus cesárea

Hoy en día hay muy pocos hospitales en los que se practiquen partos de nalgas. Hay muchos riesgos asociados a un parto vaginal de este tipo. Simplemente pensad que su cabeza, que es la que primero necesita recibir oxígeno, es lo último en salir y además es de mayor tamaño que el resto del cuerpo.

Por tanto el protocolo a seguir en el caso de un feto en posición es programar una cesárea en la semana 39 de embarazo.

Sin embargo antes os ofrecerán realizar una versión cefálica externa. Ésta se suele hacer en la semana 37 de embarazo, ya que si se hace mucho antes existe el riesgo de que el feto vuelta a su posición podálica y si se hace más tarde a que no disponga de suficiente espacio o líquido amniótico como para poder girar.

version cefalica externa

 

Versión cefálica externa: riesgos

Esta maniobra, como cualquier otro procedimiento médico, no está exenta de riesgos. Durante el giro se puede producir un desprendimiento de placenta o inducirse el parto, que bien puede terminar como parto natural o como una cesárea, lo cual ocurre en menos de un 1% de los casos. En ningún momento tendrás que preocuparte por la salud de tu bebé ya que estarás totalmente monitorizada y controlarán el sufrimiento fetal. Además sólo realizan 3 o 4 intentos y si no lo consiguen se finaliza la maniobra quedando el feto en posición podálica y programando la cesárea.

 

Cuándo no se puede hacer una versión cefálica externa

Hay ocasiones en las que no se puede realizar la vce, como por ejemplo si te han hecho una cesárea en un parto anterior, si es un embarazo múltiple, si la madre padece hipertensión u obesidad o en casos de riesgo de parto prematuro. De todas maneras tu médico te informará bien sobre si eres candidata a la vce o no.

 

¿Duele la versión cefálica externa?

Depende. En cada hospital seguirán un protocolo diferente para realizar la vce. Yo me informé del protocolo en dos hospitales de mi ciudad y en uno me dijeron que inyectaban paracetamol para el dolor mientras que en el otro me hablaron de una ligera sedación. Si buscáis por internet experiencias sobre la versión cefálica externa (luego os cuento la mía) leeréis desde gente a quien le ha dolido mucho hasta gente que no se ha enterado de nada.

 

Versión cefálica externa: mi experiencia

Llegué al hospital a primera hora de la mañana en ayunas (incluso de agua) desde la noche anterior. Allí me llevaron a una habitación individual en la que me puse el camisón del hospital. Al poco vinieron a hacerme una ecografía para comprobar que el feto seguía en posición podálica. Y así era. Así que me cogieron una vía, pusieron suero, una medicina para relajar los músculos del útero y me pusieron un monitor. Me avisaron de que esta medicina podía provocar alguna taquicardia así que no tenía que preocuparme si ese era el caso.

Casi pasada una hora empecé a encontrarme algo mal, posiblemente de estar boca arriba (aun algo incorporada) tanto tiempo. Me pusieron de lado y no tardé ni 5 minutos en recuperarme. Y mientras tanto me llevaron a quirófano, donde me llenaron de cables (para electrocardiograma y saturación).

version cefalica externa protocolo

Entró la anestesista y me introdujeron una pequeña sedación que tardó unos 5 minutos en hacerme efecto. Mientras tanto el ambiente en el quirófano (que por cierto no se parece en nada a los de la televisión, este era super-luminoso) era de lo más distendido, charlando entre ellas y dándome conversación.

Cuando avisé de que estaba empezando a marearme un poco (o sea, que la sedación hacía su efecto) una de las dos ginecólogas que estaban allí empezaron a tocar por la tripa, yo cerré los ojos y no creo que pasara 1 minuto cuando me desperté escuchando un «ui, pues si ya se ha dado la vuelta, a la primera».

No me enteré de nada ni sentí ningún dolor.

Me hicieron una eco para comprobar que la versión cefálica externa había sido un éxito y me llevaron de nuevo a la habitación. Allí me pusieron de nuevo en monitores para comprobar que todo estaba correcto y al rato me dieron el alta y mandaron para casa.

 

Opinión sobre la versión cefálica externa

Teniendo en cuenta todo lo anterior, creo que la vce es una alternativa excelente a una cesárea programada. Si se opta por no realizarla las posibilidades de que el parto sea por cesárea son casi del 100% (sí, todos conocemos a una amiga de una amiga a quien «se le dio la vuelta en el último momento»). Sin embargo si se opta por la versión cefálica externa hay dos posibles finales: que todo salga bien y puedas tener un parto natural, o que al final también acabes con un parto por cesárea. Así que, ¿por qué no probar?

Os dejo un pequeño vídeo algo antiguo pero en el que explican la maniobra.


¿Tienes alguna experiencia con una versión cefálica externa? ¡Compártelo en comentarios!

Si te ha gustado este artículo suscríbete para que los nuevos posts lleguen a tu email.

 

2 comentarios en “Versión cefálica externa – Una alternativa a la cesárea”

  1. Buenos días gracias por el post y sus comentarios ;D.
    Sólo apreciar un pequeño error de escritura, en cuando se refiere a a los momentos previos al pase a quirófano donde pone que el bebé estaba en cefálica, tendría que poner que estaba en podálica ;).
    El primer párrafo después de VCE-mi experiencia.

    Saludos y gracias por comentar su experiencia, esto ayuda a muchas madres en los momentos previos a procedimientos obstétricos como el comentado ;).

Deja un comentario